Friday, August 25, 2017

Human desire (1954)

¡Qué padre es poder culpar a los demás (o en este caso, al destino) de todo lo que hacemos!

Que si soy borracho es que alguien me embrujo, que si soy mala, es que nací mala, nací para la maldad, para ser besada, para andar de liosa. Sí Chucha! 

Vicky es esta mujer que desde que nació ha vivido solamente para hacer su santa voluntad a expensas de los demás. Claro, como nació siendo mala, pues no puede cambiar, verdad?

Y entonces se lió con un hombre casado para mejorar su calidad de vida, pero como el hombre nunca dejó a su esposa, ella lo dejó a él y se casó con otro viejo que casi le doblaba la edad para poder manipularlo con el chantaje de que si me quieres y no quieres perderme, bésame el pié y cosas de esas...

Pero un día él pierde su empleo y ella va a que se lo regresen de la única forma que ella sabe, acostándose con el jefe. La cosa es que después de haberle hecho recuperar su trabajo, su marido se le encela y la chantajea para citarlo y matarlo, durante su viaje en tren.
Y entonces es cuando un maquinista la ve y ella trata de conquistarlo para que no la delate y así se van dando las cosas mientras ella usa su maldad y su poder de seducción para seguir en su camino sembrando muerte y destrucción. 

Para quienes después de leer que la mujer había nacido para pecar y para ser besada y que tenía deseos "humanos" todavía querían llevar a sus niños a ver la película, olvidenlo, para eso colocaron la advertencia "No apta para niños".