Friday, August 25, 2017

El callejón (2011)

EL BAR! 
LA CUEVA! 
EL CALLEJON! 

Buena con la escalera en cuadro grande!

Y todo estaba bien (dentro de lo que cabe) hasta que llegó mamá vampira! Porque mira...

La película dura una hora y quince. Réstale lo de los créditos finales (que tiene una canción muy chusca que repite mucho "la muerte" y que cada vez que la decían yo seguía con "la rana, el gallo", y después con otras dos barajas diferentes, como "La dama, el gorro", y me divertí mucho. Lo de los créditos de entrada no, porque ahí nos pasan parte de la historia, de cuando esta muchacha audiciona para el papel de Mariska Veres y después se entera de tiene otra oportunidad y no tiene ropa limpia y su hermana "casualmente" la llama para decirle que se les descompuso la lavadora y ella tiene que llegar a una lavandería pública porque qué esperanzas que lave sus calzones en el lavabo, verdad? Se merecía más que ser asesinada por el descuartizador de Cuatro caminos por el crimen que implica echar a la tina tres trinches prendas!! 

OK. 

Y como la trama no da más que para un corto, tuvieron que hacerla soñar para alargar la cosa hasta alrededor de 45 minutos, donde brincan el tiburón, porque eso de que los vampiros llegaron ya y no llegaron bailando chachachá no hay nadie que se los crea! Quise dejar de ver, pero ya faltaban 10 minutos, y pararle aquí habría sido peor que echar a la lavadora un par de calcetines y una trusa, como hizo Simon Pegg en EL FANTASTICO MIEDO A TODO.