Thursday, August 10, 2017

Día de madres (1988)

Y lo más chistoso es cuando después de todo un día de mercado cargando pesadas bolsas de tomates y racimos de gallinas vivas aleteando, para llegar a casa en la parte de atrás de un camión de redilas a picar cebolla y cilantro para seguir en la cocina hasta la una y media de la madrugada, apenas la susodicha madre puso las sentaderas en el colchón para disponerse a disfrutar de lo que le quedaba de la noche para dormir, QUE LE CAE LA SERENATA!! Y no sólo tuvo que pararse a saludar como reina por la ventana, sino que los gorrones entraron a tomar café y ella tuvo que servírselos! Vaya forma de empezar su día de celebración, verdad? 

Con razón le decía su marido, otra fiesta de estas y me voy de la casa!

Ella tuvo cinco hijos hombres y una muchacha y el mas pequeño andaba de vago sin querer trabajar, y mientras ella forzaba a su marido a que la ayudara en todo ahora que estaba jubilado, al hijo lo quería guardar en una cajita de terciopelo para que no se le maltratara!

Esto, y mucho más, es lo que muchas madres viven no sólo en su día, sino todo el año!!