Friday, July 14, 2017

Family weekend (2013)

Si las cosas no salen por las buenas, salen por las malas.

Emily Smith quería solamente dos cosas:

Destacar en los concursos de salto de cuerda y
Que su familia se comportara como tal.

Lo de la cuerda estaba fácil porque allí ella tenía el control y podía hacer lo que ella quisiera, pero lo de su familia no, porque su abuela no toleraba su madre y viceversa, su padre era un artista plástico cuyas musas habían abandonado tiempo atrás y de sus tres hermanitos no se hacía uno.

Hasta que se le ocurre utilizar un procedimiento que vió en un video de YouTube con el que adiestraban demonios de tasmania y siguió los tres pasos de tranquilizar, atrapar y reeducar a sus padres, a ver si aprenden a prestar más atención a sus hijos.

Me divertí mucho, pero en unas partes sí que me acordé de Derbez y su película fallida, porque aquí sí que me dolía la quijada de la risa... No es lo mismo cacarear que demostrar...