Tuesday, July 04, 2017

Cadetes de la naval (1945)

Y de la colección de películas de Pita Amor ya nadamás me falta una.

Gracias a Literatosis, sitio que he vuelto a frecuentar, fue que me encontré esta joya.

Es de la compañía Calderón, de cuando el señor Montalbán andaba de novio de la abuela Mate, tiene una excelente calidad de video, parece como si la hubieran rodado ayer, pero tiene un defecto. Sí. Seguramente los rollos estaban guardados con los de LA VIRTUD DESNUDA y CARNAVAL EN EL TROPICO, porque alguien dejó un imán por allí y se les magnetizó a todas el sonido por lo que tuvieron que ser dobladas! 

Eso, y que a los galanes les maquillaron los ojos como se los maquillaba Fraustita a María Félix (hasta Curtis y Lemmon en SOME LIKE IT HOT se ven más varoniles) y a la postre les hacen sendos acercamientos para que les veamos las enormes pestañas; la exótica belleza de Chela Castro (la cubana) que parece sacada de una historieta de Milton Caniff y que Pita Amor hace un número muy chusco donde imita a la Doña en un fragmento de Doña Bárbara, TODO ESO CON VOCES TOTALMENTE DISTINTAS A LAS SUYAS! hace de esta película una obra altamente surrealista, como diría el macaco.

Y ya con tanto en que entretenerme ni me gustó la trama, pues son dos amigos que estudiaron en el colegio de la marina mexicana, uno de ellos llamado Cristóbal Colón Pérez Andrade (Salazar) oriundo de Puruandirapécuaro, allí cerca de Parangaricutirimícuaro, y de Ricardo Almarro Herrera (Montealbán con voz de Antonio Raxel). 
Cristóbal Colón, a quienes sus padres llamaron así para que al crecer se convirtiera en un ilustre navegante, es a quien no le gusta nada del mar y se ahoga en un vaso de agua, mientras que Ricardo, siempre obtiene excelentes calificaciones y ambos de gradúan con honores. 
Ricardo anda de novio de la hija del Contralmirante, pero Colón es solterito, por lo que se enreda con Jacobita, alias la "vertiginosa" (Amor) y un día antes de partir a su primer tarea importante, se emborracha, Ricardo va por él y al llegar tarde se hace un escándalo y ambos pierden sus puestos y son expulsados, terminando de marineros en un barco equis.
Les cae la guerra y un submarino los alcanza, y ellos, como unos verdaderos héroes, defienden a su patria hasta con su propia vida!