Monday, May 15, 2017

The musketeers (2014)

El sábado, antes de que empezara SNL con Melissa McCarthy, me puse a ver esta serie, y después un episodio de los últimos de la segunda temporada de BLUE DEMON, donde ya descaradamente dicen antes de que empiece, que esto ya es pura ficción y que nada es cierto. Empezó siendo una más producto de la fiebre de las bioseries, pero como hay que sacar el más dinero posible, se extendió, y ahora nos cuentan de Goyita engañando a Blue, Blue engañando a Goyita con María Favela, una actriz que salió en una de sus películas y hasta metieron en la historia a un travesti más feo que Alejandra Bogue, y eso ya es mucho decir... y a saber si hagan una tercera temporada donde Blue Demon viaje al espacio como Machete, dependiendo de lo bien que le vaya a esta...

En fin.

No se mucho de la historia original de los mosqueteros, pero aquí parece que D'Artagnan es el aprendiz de los demás y siempre se anda metiendo en líos. Es más, anda una mosquetera, que no es Sandra Bernhard, que lo mismo saca su espada que su abanico, y se llama Milady Wintermere o algo así.

Esta serie de los mosqueteros la empecé a ver creyendo que Aramís era Christian Bale y nada, que se trata de Santiago Cabrera. Y como estaba platicando Mme. Bocinox, una mujer a la que no se le veía bien la cara dije, sólo falta que sea Helena Bonham Carter. Gracias a Dios no era. Y Athos no es Diego Luna, Porthos no es Luis Guzmán y el rey no es Carlitos Espejel.

La serie cuenta de las andanzas de los mosqueteros al servicio de la corona y las maldades de Roquefort. Por ahí entre la reina Ana y Aramís hay chispas, pero ella es la reina y lo único que puede darle es una medallita. Y entre D'Artagnan y Mme. Bocinox y Milady Winter también se ve como que podrían ser felices todavía, pero la primera es la dama de la reina y a la segunda ya la besó el rey... Apuesto que todo esto ni lo escribió el Sr Dumas. 

Me gusta el efecto que logran y que seguramente no es porque filman en Praga donde hay muchos lugares que conservan su apariencia antigua y muchos edificios parecen verdaderamente castillos y no escenografías de Chespirito, como pasó con EL HOTEL DE LOS SECRETOS, donde nada lo hacía sentir a uno que realmente estaba viviendo en el pasado. Por lo menos GRAN HOTEL sí tenía este look.