Saturday, May 27, 2017

Beauty and the beast (2017)

¿Quién es la bestia ahora, eh?

Como hace más de 25 años ví la versión animada anterior de Disney, que en ese tiempo fue impactante, esta fue para mí, como si la estuviera viendo por primera vez. Después de todo, tiene muchas cosas nuevas, es con personas, excepto los muebles del castillo que son animados (y que a mí me parecieron algo innecesario) y como está enfocada a complacer a la generación del milenio, la hicieron lo más inclusiva y diversa posible dentro de los límites de Disney. Tiene algunas personas de color y una pareja gay (por dos segundos).

Por lo de la inclusión de los negros nadie dijo nada, deben haber estado felices que por fin se les tomara en cuenta, pero por lo del asunto de los gays, que salen dos segundos al final, hasta quisieron prohibir la película en varios países. Y de la escena, también de dos segundos, donde el armario viste de mujer a tres de los achichinques de Gastón y uno queda muy complacido con el cambio nadie dijo nada. En fin.

Esto es, en su mayor parte, una versión cuadro por cuadro de la animada, a excepción de algunas escenas que añadieron, como la primera de la gran fiesta donde el príncipe es encantado, un flashback de cuando murió su madre y otro de cuando murió la madre de Bella. 

Tiene partes divertidas y la verdad es que sí es muy emotivo ver a los muebles volver a su estado normal de antes de que fueran víctimas del hechizo de Agata, la bruja maldita, todos excepto el plato que se rompió, que ha de haber sido una de las miles de bailarinas vestidas de blanco de la fiesta del principio, que para mí, terminaron todas siendo platos.