Thursday, April 20, 2017

Sandy Wexler (2017)

¡Y todos salieron ganando!

Bueno, menos Courtney Clarke, a quien pusieron como una cantante que salió con medio Hollywood, La Raza y varios más...

Quien sabe cuantas películas le faltarán a Sandler en el contrato que hizo con Netflix, pero seguramente hicieron este bodrio para terminar pronto y seguir con otra cosa!

Aunque es otra de esas películas de las "100 estrellas" (incluyendo a Eugenio De todos los moles), está inspirada en la carrera como representante de Adam Sandler, el Sr. Sandy Wernick, un personaje sólo conocido entre ellos, que me pregunto yo, cómo puede ser de interés general? 
Y para acabarla de amolar, a Sandler le chifla hacer su vocecita idiota la necesite o no (el verdadero Sandy Wernick no habla así). 
Afortunadamente, en la versión en español, el actor de doblaje no la hace tan molesta y la puede uno soportar las más de 2 horas que dura esta cosa!

Seguro que si esta película la exhiben en un cine, menos personas que quienes vieron MAN DOWN de Shia LaBeouf en Londres habrían asistido a verla, o sea, nadie! (MAN DOWN recaudó 8.70 en su estreno)

Esta película, como es de Netflix, que importa si alguien la ve o no, pero está ubicada en los 90s y Sandy Wexler, autodenominado "El rey de Hollywood", es más bien el rey de las mentiras, pues es un representante de artistas al que nada le sale bien porque es muy mentiroso y se las echa al aire, eso, hasta que conoce a Courtney Clarke, una joven alasqueña que canta en el parque de Disney Montaña Mágica y que él convence para que se deje representar y le consigue grabar un demo y después un CD y todo eso. Como también se enamora de ella, su sentimiento interfiere en su relación laboral, y bueno, también que ella no deja uno para compadre!

La mitad de las apariciones especiales de las más de 100 estrellas sucede durante un evento y la otra mitad interpretando papeles secundarios. Me imagino que aunque la película sea una basura, hay que apoyar a los amigos, igual como Sandy Wexler hizo siempre con sus representados! ¡Qué homenaje!