Sunday, March 12, 2017

Todos queremos a alguien (2017)

Y bueno, con tantas cosas en la cabeza se me estaba pasando comentar esta película. Si no es porque hay unas escenas con unas mariposas en la pared que se parecen bastante a otras que ví en la serie de JENNi Rivera, se me habría olvidado.

Desde que Karla abandonó México la suerte le cambió, según ella, y ahora si nadie la contrata en los estados unidos, ella se las ingenia para crearse sus propias fuentes de trabajo. Felicidades!

Aquí hace de ginecóloga metiche, que aunque no da una en su vida personal, sí se atreve a dar consejos a terceras personas. 

Ella es Clara Barrón, vive en Los Angeles, donde también vive su única hermana con su marido e hijos. Los padres de ambas viven en la frontera de Baja California para poder verse tan a menudo como quieran.

Clara tiene un pasado del cual no quiere ni acordarse y según ella ahora que se ha empoderado hace y deshace a su antojo, saliendo con cuanto hombre le llame la atención sin sentirse ni culpable ni promiscua. Si los hombres lo hacen porqué ella no, verdad?

Pues bien. Sus padres deciden casarse por segunda ocasión de lo enamorados que están y de lo bien que les ha ido en estos 50 años o lo que sea que lleven juntos y ella no tiene con quien ir y no quiere ir sola, así que invita a un colega (O'Toole). Lo malo no es que sus padres hayan invitado a su ex pareja (Yazpik), sino que ella, como en todas las películas románticas, inventa una mentira que después le será muy difícil sostener. Y claro después de intimar con el doctor se desempodera y en un momento de debilidad intima con su ex y bueno, vean ustedes el resultado. La casa tiene las mismas mariposas metálicas en la pared que tiene Jenni Rivera en su casa en la serie SU NOMBRE ERA DOLORES.