Wednesday, March 01, 2017

Three Broadway girls (1932)

"A través del tiempo en todo el mundo, la mitad de las mujeres se la han pasado trabajando, mientras otras lo que han trabajado son los hombres"

En inglés el juego de palabras es más sutil, y esa palabra que los griegos tenían para este tipo de mujeres, que en este caso habían trabajado en Broadway, era posiblemente "vividoras", pues intentaban vivir de los hombres.

Schatzi (Blondell) creía haber encontrado el suyo, pero una noche él le sugiere invitar a sus amigas porque un amigo de él quiere conocer muchachas.
Ella invita a sus dos compañeras de apartamento que son Polaire y Jean, que es muy audaz (tanto, que durante el viaje en barco de regreso de París, hace que un desconocido le pague su cuenta del bar de 43 dólares!!
¿Pues que estaba tomando?

La noche de la fiesta, Jean, al enterarse de que el amigo "toca el piano" se decepciona pero después se alegra, pues el pianista dice ganar 2,500 por concierto y nunca tiene menos de 4 por semana. Si ahora en 2017 ganar 1,000 dólares diarios es una fortuna, imagínense en los años 30s! Los ojitos de Jean se agrandan y empieza su juego de seducción.

La cosa se le complica porque Polaire también toca piano y el concertista decide mejor hacerse acompañar de ella que de Jean, lo que da inicio al juego de la rivalidad entre ambas.

Una vez en casa del pianista, a donde todos fueron a dar pues el bar se cierra a las 2 de la mañana, y después de enterarse de que el virtuoso hará de Polaire una pianista más rica y más famosa que él mismo, Jean es capaz hasta de desnudarse y colocarse encima solamente su abrigo, deshacerse del resto de los invitados y ofrecérsele, todo, con tal de cumplir lo  que promete.

Claro que entonces Polaire se molesta, y desde ahí todo es caos, llevándose de encuentro hasta la relación de Schatzi, quien había estado como el chinito "nomás milando".